Archivo de la categoría: Comentario de textos

Tres lecturas para primero de bachillerato

Para los que no sean duchos en esto de la búsqueda por la red y porque lo prometido es deuda, dejo aquí tres enlaces para las tres lecturas de este curso:

Fuenteovejuna, de Lope de Vega

La gitanilla, de Cervantes

La vida es sueño, de Calderón de la Barca.

Hay distintas versiones. Quedaos con la que más os guste. Y recuerda que los buenos libros, como la buena comida, hay que paladearlos, para sacarles todo el jugo y que sienten bien.

¡A disfrutar!

Busca y captura las metáforas. Recompensa, el aprobado

Garcilaso de la Vega

(1501-1536)

Soneto XXIII

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre;

marchitará la rosa el viento helado.
Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

Para los que la playstation y el call of duty les impidan ver en sus debilitados cerebros lo que nos cuenta nuestro renacentista autor, resumo brevemente el sentido del poema: se desarrolla el tópico del carpe diem, disfruta el momento. Se advierte a una hermosa joven que aproveche su belleza antes de que se la lleve el implacable tiempo. El canon de belleza de la época pasaba por el rubio, el rostro blanco y sonrosado cual fresas con leche y un cuello lo suficientemente largo como para que el amado pueda depositar un beso en él sin quedar atrapado entre la quijada y la clavícula de la amada.

Y ahora, la versión de Góngora y el Barroco, más retorcida y terrible:

Mientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;

mientras a cada labio, por cogello
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello:

goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,

no sólo en plata o vïola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Pero más sencillo quizás, Jorque Manrique, que nos recuerda que dentro de cien años, todos calvos y desnarigados:

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a la mar
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
allegados son iguales,
los que viven por sus manos
y los ricos.

Los subgéneros periodísticos

Os dejo aquí la pregunta prometida. La otra, las características del lenguaje periodístico, la podéis sacar del libro quitando los tres o cuatro puntos referentes a la noticia. Que os aproveche:

Es evidente que, dependiendo del canal, los subgéneros periodísticos tendrán ligeras variaciones. Así podemos encontrar diferencias entre el editorial de un periódico y el de un canal de televisión. De cualquier modo, el referente para está clasificación siempre ha sido la prensa escrita y a ella nos atendremos.

La primera subclasificación que se realiza viene determinada por la finalidad a la que va destinada el texto: informar (objetivo) o formar opinión (subjetivo). Puede ocurrir que a pesar de que las noticias entren en el terreno de lo objetivo, su selección o la forma de la redacción no lo sea tanto, pero esto entra ya en lo tendencioso que sea el medio, del público o de la ética profesional del redactor.
Otros criterios que nos sirven para la clasificación serán la extensión, el hecho de que vaya con firma o no y el acompañamiento que pueda traer de diferentes materiales como gráficos, testimonios, fotografías, etc.

Nos guiaremos entonces por el primer criterio (objetividad-subjetividad) y completaremos con los secundarios.

Subgéneros informativos
La noticia
El subgénero rey, por antigüedad y por importancia, es la noticia. Su objetividad viene determinada porque lo interesante para el receptor son los hechos en sí. Era habitual que apareciese sin firmar; no tiene una extensión excesiva y el material gráfico puede aparecer en alguna ocasión. Tiene una estructura muy determinada que podríamos clasificar de piramidal:
• Titular: tiene una tipografía claramente diferenciada y ha de responder a algunas de las w de las cuestiones inglesas (what, who, where, when y how).
• Entradilla: aquí se utiliza una tipografía mayor y se suelen responder las cuestiones que quedaron sin contestar arriba y se desarrolla más por tanto.
• Cuerpo: vuelve a disminuir la tipografía y los párrafos suelen tener cierta autonomía, pues a veces, por necesidades o cambios en el periódico, se pueden omitir los párrafos finales de tal forma que la noticia no pierda sentido.
Reportaje
No suele ser más que una noticia ampliada, acompañada de material gráfico, testimonios o lo que sea necesario para desarrollar todos los aspectos que interesen al público, ya que lo que se trata en los reportajes son hechos que han tenido especial relevancia por su interés social. Por este desarrollo superior se aleja, en cierta medida, de la actualidad.
La crónica
Tiene también mucha relación con la noticia, pero, como su nombre indica, el hecho que relata se desarrolla a lo largo del tiempo. Será un corresponsal, un enviado especial, el que vaya contando un hecho de relevancia internacional como un conflicto bélico, una exposición universal, etc. Esta narración se hará normalmente por entregas, periódicamente y viene acompañada de material adicional como el reportaje,con el que comparte también una mayor extensión que la noticia y, como aquel, deja clara su autoría, pues al lector no sólo le interesa lo que se cuenta, sino quién lo cuenta. Escritores como Pérez Reverte se curtieron en este género.

Subgéneros de opinión

El editorial
Representa la opinión de un medio de comunicación. Aparece en un lugar destacado, claramente diferenciado formalmente, y aparece sin firmar a pesar de que es evidente su procedencia (director, redactor jefe). Toca temas de actualidad sobre los que el periódico pretende formar opinión. Se suele hablar de línea editorial cuando se hace referencia a la posición política o ideológica del periódico.

Artículo o columna
Un escritor o periodista ya conocido desarrolla su opinión sobre temas muy variados, mayoritariamente relacionados con la actualidad. El autor colabora diaria o semanalmente y tiene un lugar reservado, en la mayoría de las ocasiones en forma de columna. A veces el texto no proviene de un periodista asalariado, sino de alguien ajeno al periódico que escribe en alguna ocasión especial. Hablaremos entonces de colaboración.

Cartas al director
A pesar de su nombre, están destinadas al público, pues en ellas se expresan las opiniones de los lectores, sus diferencias con las opiniones vertidas en el medio, su apoyo, … Por su dinamismo, por la cercanía que siente el público con los que escriben, por las polémicas que pueden desarrollarse en esta sección, suele ser la más leída. Siempre van firmadas y han de ser breves para que puedan aparecer varias.

Sobre los comentarios de texto

   Hago un copia y pega de lo que opinan los profesores que ponen los exámenes en Selectividad sobre los comentarios de texto.

   Recomiendo encarecidamente su lectura a todos aquellos que sueñan sueños pesadillosos por culpa de esta asignatura:

ANEXO I

OBSERVACIONES SOBRE LAS PREGUNTAS DE ANÁLISIS, SÍNTESIS Y COMENTARIO CRÍTICO DEL CONTENIDO DEL TEXTO
  
 
   De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 1640/1999 (Art. 7.4), el ejercicio de Análisis de texto consta, entre otras, de dos partes “en las que se medirá:

Capacidad de análisis y síntesis del contenido del texto mediante la elaboración de un resumen y/o esquema del mismo.
Comentario crítico sobre el contenido del texto.”
 
El fundamento de ambas partes radica en el objetivo general de la Primera parte de la prueba de selectividad (Art. 7.1.): “apreciar la madurez y la formación general del estudiante”. Por ello está concebida “para evaluar destrezas académicas básicas, como la comprensión de conceptos, el uso del lenguaje, las capacidades para analizar, relacionar, sintetizar, expresar ideas…”.
Las cuestiones primera y segunda del ejercicio se atienen a la primera parte (1. Escriba un resumen del texto, 2. Indique el tema y la organización de las ideas del texto) de lo establecido en el mencionado Real Decreto y constituyen una fase previa a la segunda parte (Pregunta tercera del ejercicio: Comentario crítico sobre el contenido del texto). La finalidad de dicha pregunta es evaluar la capacidad del examinando para enjuiciar lo dicho en el texto, asintiendo, disintiendo o matizando de forma razonada, pertinente y rigurosa. En otras palabras, se solicita del estudiante el enjuiciamiento y valoración del contenido del texto, así como su opinión sobre el tema.
No hay, pues, recetas ni esquemas preestablecidos ni un solo modo de realizar un comentario crítico sobre el contenido del texto, pues caben diversos enfoques y distintos métodos. No obstante, la Ponencia considera oportuno insistir en qué consiste el comentario crítico del contenido del texto y resaltar, desde la experiencia adquirida en la corrección de los exámenes, cuáles son los errores más frecuentes detectados en la realización de dicho comentario para evitar su reiteración.
Por comentario crítico se entiende una valoración personal del texto mediante criterios objetivos y explícitos. Consiste, por tanto, en la expresión de juicios interpretativos y valorativos del texto. Tanto la interpretación del texto como la valoración han de fundamentarse en razones y argumentos convincentes.
El comentario crítico no es un resumen, ni volver a copiar el texto con otras palabras, ni una impresión subjetiva, laudatoria o detractora; es dar una respuesta a las cuestiones que plantea el texto. Por eso, consiste principalmente en destacar, afirmar, negar u objetar algo a lo expuesto y, para ello, es necesario tener una opinión sobre el tema, tener una mínima información. Para llevar cabo esa valoración, el alumno deberá confrontar las ideas expuestas en el texto con la visión personal que tiene sobre el mismo.
Para facilitar la transición de las preguntas 1.ª y 2.ª, evitando reiteraciones innecesarias en la 3.ª, y para facilitar que el comentario se desarrolle en fases progresivas y articuladas, se sugiere que se adopten los pasos siguientes:

  • Adopción por parte del alumno de un determinado punto de vista (perspectiva objetiva o subjetiva) ante el tema básico o la tesis desarrollada en el texto.
  • Confrontación del punto de vista adoptado con las ideas, juicios, razonamientos…, desplegados por el autor en el proceso del discurso.
  • Conclusión sintética y personal (objetiva o subjetiva, razonada por supuesto, y ajena a opiniones arbitrarias).

 
        En cualquier caso, deben evitarse errores tan frecuentes como:

  • Expresar impresiones personales de agrado o rechazo sin justificar.
  • Limitarnos a expresar la adhesión o rechazo al texto con “ un estoy de acuerdo con lo que dice…”.
  • Reproducir un esquema fijo, predeterminado e inadecuado al texto. Muchos de los apartados a los que se intenta responder quedan vacíos de contenido.
  • Entender crítica como censura.
  • Aprovechar el texto para el desarrollo del tema de teoría o historia de la literatura.
  • Fórmulas memorísticas, estereotipadas, comentario previo, prescindiendo del texto.
  • Intentar encontrar los errores de coherencia o cohesión que no existen en el texto.
  • Volver a contar, de forma más extensa, el resumen del texto.
  • Pretender hacer un ejercicio de crítica literaria (plano fónico, léxico, morfosintáctico…).
Aquí tenéis el enlace al resto de anexos que hacen referencia a la prueba.

Primer texto comentado por un alumno

   Aparte de los comentarios que ya hay publicados, pretendo que encontréis aquí otros que os puedan servir de modelo para que aprendáis a realizar esta tarea tan importante en Selectividad. Los alumnos que tengan buena nota pueden mejorarla más todavía enviando sus comentarios corregidos a la dirección de contacto.
   En este caso ha sido Lourdes Pinos la que nos regala con su buena prosa.

   Espero ver muchos más por aquí:

EL TEXTO

De nuevo malas noticias para nuestra educación en el tramo de la enseñanza secundaria. Los resultados del último Informe PISA, que analiza periódicamente el nivel de capacidades y conocimientos de los jóvenes que están en esta franja de edad en 57 países, incluidos todos los pertenecientes a la OCDE, muestran un estancamiento en las ya mediocres prestaciones en conocimiento científico básico o en comprensión y uso del lenguaje de los alumnos españoles. Nunca estará de más insistir en la importancia crucial de la educación para el futuro de nuestro país. En otros países, los malos resultados en alguno de los informes PISA u otros similares han desencadenado una reacción de búsqueda de soluciones en la que ha participado la sociedad en su conjunto. No parece que esté ocurriendo lo mismo en España, donde tantos problemas de menor enjundia agotan nuestra energía y nuestra imaginación.

El gasto dedicado a la educación, y más en concreto a la educación secundaria, es un factor que influye en los resultados obtenidos, pero no de forma mecánica. Es necesario partir de un volumen de recursos suficientes pero, a partir de ahí, países con niveles de gasto similares obtienen resultados diferentes. Hay otros factores que influyen, dentro de la escuela y fuera de ella. Los primeros se refieren a la organización de la enseñanza, los contenidos, el tamaño y la composición de los grupos o la atención que cada alumno recibe en función de sus necesidades educativas, así como el reconocimiento de la labor de los profesores por parte de las familias y las autoridades.

Los factores externos a la escuela son también esenciales en la mejora de nuestro nivel educativo. En los países que registran mejores resultados existe una clara percepción social de la importancia de la educación y se respeta el esfuerzo necesario para aprender y hacer aprender; muy lejos de la frivolidad o incluso el menosprecio con que se tratan estos temas aquí. Tenemos un problema que afecta a los políticos, pero no sólo a ellos, y a los profesionales de la enseñanza, pero no sólo a ellos. Es toda la sociedad la que debe participar en un debate sobre las medidas que deben tomarse, sabiendo que éstas, por eficaces que sean, tardarán tiempo en hacer su efecto. Razón de más para iniciarlo rápidamente.

El País, 3 de diciembre de 2007

EL COMENTARIO

Personalmente creo que lo que el periódico EL PAIS pretendía hacer era dar un toque de atención por los bajos niveles obtenidos en los recientes estudios realizados por PISA.
Quizá estos resultados tan negativos han sido fruto de un deterioro de la educación de un tiempo hasta ahora, puesto que dichos resultados no habían sido obtenidos nunca antes. Este deterioro ha podido ir ligado al hecho de ir suavizando cada vez más las normas para proteger al menor. Tampoco es cuestión de ponernos en los extremos, no debemos llegar al maltrato en las aulas,  pero tampoco se debe permitir ningunear al profesor como si este no tuviese más que un valor “decorativo”.
Quizás este factor sumado a la poca importancia que esto tiene para el gobierno y la cada vez más descuidada educación que los niños reciben en sus casas han sido los causantes de esta caída en picada de la educación secundaria en España.
Por otro lado hay quien piensa que la mejor solución para acabar con este problema es que la educación secundaria no sea obligatoria, situación que yo pienso que empeoraría aún más las cosas, puesto que un niño de doce años no tiene madurez suficiente para decidir si quiere continuar con sus estudios o no.

Comentario a un soneto de Garcilaso

 

 

SONETO V


 

Escrito está en mi alma vuestro gesto

Y cuanto yo escribir de vos deseo:

Vos sola lo escribistes; yo lo leo

Tan solo que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto,

Que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,

De tanto bien lo que no entiendo creo,

Tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;

Mi alma os ha cortado a su medida;

Por hábito del alma misma os quiero;

Cuanto tengo confieso yo deberos;

Por vos nací, por vos tengo la vida,

Por vos he de morir, y por vos muero.


 

COMENTARIO

 

[Localización] El texto es uno de los 38 sonetos petrarquistas que el mismo Garcilaso, junto con Juan Boscán, introdujeron en España y que dan forma definitiva a este tipo de estrofa hasta nuestros días. Forma parte de uno de los principales trabajos de Garcilaso, junto con las Églogas y las Canciones.

Este es uno de los poemas en los que el poeta alude a su amor por Isabel Freire, dama de la corte portuguesa que marcará los vaivenes del sentimiento amoroso que plasma en su poesía.

Garcilaso encarna el perfecto cortesano que tanto admiraba el Renacimiento: soldado, hombre de palacio, poeta y amante. Los sentimientos que se reflejan en este poema guardan un gran equilibrio y las ideas platónicas sobre el amor también quedan patentes en el texto (el alma ideal como modelo de otra).

 

[Tema] El tema es, evidentemente, el amor. El poeta habla de dos almas que están predestinadas a encontrarse (yo no nací sino para quereros) y esto llega a un ámbito incluso religioso ( de tanto bien lo que no entiendo creo), aunque este encuentro amoroso nunca tendrá lugar. Se mantiene así el modelo de amor cortesano renacentista por el que el poeta guardará silencio en cuanto a sus sentimientos por no deshonrar a su dama (…que aun de vos me guardo en esto).

 

[Estructura] Se trata, como ya se ha dicho, de un soneto petrarquista clásico, formado por dos cuartetos más dos tercetos con rima consonante ABBAABBACDECDE.

En los cuartetos se nos muestra la importancia de este amor con dos metáforas: el alma como papel en el que la amada escribe y la amada como motivo de fe, al igual que Dios. En los tercetos esta idea se refuerza mostrando el poeta que su existencia sólo tiene sentido por su amada.

 

[Análisis de la forma] Nos encontramos en el primer cuarteto con la aliteración del sonido /S/: debemos pensar que el poeta está revelando un secreto en voz baja, susurrando casi, ya que se trata de algo que no quiere revelar ni a la misma amada. Como ya se ha dicho anteriormente, en este primer cuarteto, aparece la metáfora más audaz y original del poema: el alma del poeta como papel donde la amada va plasmando los sentimientos que dan origen al poema. El poeta entonces ha interiorizado y es un reflejo de la amada, que dicta las palabras de este poema (idea de amor platónico).

Los cuartetos se encuentran entrelazados mediante una anadiplosis con el fin de no abandonar el tema: el poeta hace hincapié en la permanencia eterna de este sentimiento mediante la repetición del verbo estar y el adverbio siempre. La metáfora alcanza aquí un nuevo plano casi místico puesto que el poeta está extasiado por su dama, al igual que los cristianos lo estamos ante Dios. Y al igual que los cristianos, la fe es ciega e irracional (tópico amoroso): no se entiende pero se cree. En este mismo cuarteto nos encontramos con una hipérbole que señala que es tan grande la presencia de la amada que el alma del poeta no puede asimilarla (visión cristiana de Dios).

En el primer terceto hay un giro: mediante una nueva hipérbole en el primer verso (yo no nací sino para quereros) el poeta aparece sin libertad, predestinado a querer eternamente a esta mujer, mostrándose otra vez una estrecha relación con el cristianismo, que entiende que el hombre existe para amar a Dios, aunque el cristiano es más libre que Garcilaso en este poema.

Esta falta de libertad queda también reflejada en una personificación, la del alma que con autonomía propia, sin la participación de la voluntad del poeta, no copia ni calca ya, sino que se recorta así misma siguiendo el patrón de la amada.

Es ya al final del poema cuando el sentimiento desborda el equilibrio del amor renacentista. Si bien el poeta debe la vida a su amor, éste, a su vez, le da la muerte. Estos dos magníficos últimos versos están construidos sobre la anáfora y el paralelismo y dos imágenes antitéticas: la vida y la muerte.

 

[Conclusión] Tenemos entonces una clara y bella muestra de lo que fue el amor cortesano y renacentista, aunque con reminiscencias de la canción castellana del siglo anterior: el sufrimiento y muerte voluntarios del enamorado. Garcilaso superó a Petrarca en saber velar elegantemente sus pasiones y sentimientos, dando muestra de su maestría en la construcción de sonetos, que siendo una estrofa muy rígida, aparece en todo momento perfectamente equilibrada y fluida.

 

El próximo será un comentario de un texto periodísticos. También se aceptas sugerencias 

Convocatoria para un nuevo Desafio.

El proximo Jueves día 7 de Febrero volveré a proponer un nuevo Desafio.

Creo que va a ser bastante interesante puesto que no será matemático, de hecho, el sabio que lo resuelva necesitará conocimientos de Literatura Universal, Logica y Derecho Penal.( quizás también de Cultura Clasica)

La hora   9:00 pm.

El primer premio  dos Donuts

No hay segundo premio.

Estoy impaciente porque creo que el viernes no habrá ningun ganador.

Artículo de Pérez Reverte

Lleva tiempo pululando por internet desde que se publicó en el Semanal. Os lo dejo íntegro por aquí.
“Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex- ministros – aquí matizaré ministros y ministras – de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. 
”No quiero que acabe el mes sin mentaros – el tuteo es deliberado – a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. 
”De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas.
 ”De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas. Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. 
”Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana – que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural –, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. 
”Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico».O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.
 ”Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente – recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española –. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». 
”Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p´alante.
 ”Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
 

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.”
 

Comentario a un soneto de Lorca

Joven Lorca 

EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA.

Amor de mis entrañas, viva muerte,

en vano espero tu palabra escrita

y pienso, con la flor que se marchita,

que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte

ni conoce la sombra ni la evita.

Corazón interior no necesita

la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,

tigre y paloma, sobre tu cintura

en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura

o déjame vivir en mi serena

noche del alma para siempre oscura. 

I.- Tema y esquema del texto

El deseo de conocer la verdad que produce la insufrible incertidumbre del amor

Las ideas fundamentales del texto se resumirían de la siguiente manera:

Vivir es amar y sufrir

La paz sin amor es semejante a la muerte

Si trazamos un esquema fijándonos en la estructura formal (es un soneto: dos cuartetos y dos tercetos) el esquema quedaría así:

La espera del poeta es insoportable (1º cuarteto)

Lo que no tiene vida no sufre el amor (2º cuarteto)

Él amó apasionadamente: placer y sufrimiento (1º terceto)

Pide que le escriba para saber a qué atenerse (2º terceto)

La idea fundamental se señala en el título: quiere noticias de su amor, las necesita para poder vivir. 

II Resumen del texto

Lorca espera desesperadamente en estos versos noticias de su amor. Para dejar más clara su situación explica que él es un ser humano y, contrariamente a los seres inanimados, sufre y padece. Por ello vuelve a suplicar las palabras de su amado, para tener esperanzas o sucumbir a la desesperación.

III Comentario

El esquema que se ha seguido es el de introducción, comentario (lo que dice el poema y cómo lo dice), conclusión y valoración.

Lorca, como poeta del 27, ha sabido reunir como nadie las diferentes influencias que convergen en la llamada edad de plata de la poesía española: vanguardia y tradición, arte puro y populismo y, sobre todo, éxito de público y de crítica. Lo demuestra en este poema al expresar, mediante sus brillantísimas metáforas y sus llamativas paradojas, un sentimiento que cualquier mortal con ganas de vivir ha deseado en su corazón alguna vez. En su producción poética nos encontramos con algunos de los frutos más sabrosos y coloridos del surrealismo, con las imágenes oníricas, mágicas e incomprensibles a veces – aunque siempre sugerentes- que tanta fama han dado a nuestro autor granadino en España y fuera de ella.

Centrándonos en ese sentimiento que subyace en el soneto podríamos decir que nadie está libre de él, de esta “enfermedad”. Para Ortega y Gasset,  el amor era eso, una enfermedad de la atención, que lo que antes no había captado ahora la ocupaba toda, de forma que ya no dominábamos sobre ella y sólo el tiempo y la ignorancia de la amada harían que ese amor “desalojara”nuestra enferma atención, y poder así fijarnos en otras cosas, en el resto del mundo.

Es esta la petición que hace el poeta: quiere poder vivir enamorado o desenamorado y,  para ello, necesita saber de su amante qué puede esperar. Quizás constituya esto la base del juego amoroso: no saber a ciencia cierta lo que siente por nosotros el otro. Este juego se produce siempre en las fases previas del encuentro amoroso. Aquí parece, entonces, que su relación no es madura, que es el típico lance intenso, pasional pero exento de experiencia, de tiempo. Y digo típico porque aparecen en el poema una serie de tópicos ya clásicos en labios de otros poetas españoles que Lorca conoció y admiró: 

sentir es amar, cuando se deja de amar se deja de sentir: 

En el corazón tenía

La espina de una pasión, 

Logré arrancármela un día

Ya no siento el corazón

Antonio Machado

El ser humano es humano porque siente para bien o para mal:

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, 

Y más la piedra dura porque esa ya no siente

Rubén Darío

El poeta muestra, pues, que su relación ha sido tan intensa que su vida no será vida si no sabe nada de su amor, como la madre que, no sabiendo dónde se encuentra el hijo, desea conocer, para bien o para mal, cuál es su paradero y estado. Es este deseo de conocimiento el centro del poema y de toda relación: deshojar la margarita del “me quiere- no me quiere”.

En el poema destaca una serie de elementos antitéticos y paradójicos que reflejan con gran claridad cómo ese sentimiento es pasional, contraproducente e incomprensible: llama a su amor viva muerte; se transfigura, sin solución de continuidad, en tigre y paloma. Otra vez aparecen elementos que se han repetido a lo largo de la historia de la literatura (muerte que das vida, muero porque no muero). Hay un último guiño literario al final del poema, que hace referencia al título de unas de las obras más intensas de San Juan de la Cruz: Noche oscura del alma.

Se comprueba también en este poema cómo Lorca es capaz de aunar como genio del 27 el sentimiento y la tradición, la métrica clásica y las figuras más vanguardistas.

Para terminar podríamos pensar que la homosexualidad no declarada de Lorca se hace más patente, si cabe, en estos versos del amor oscuro. De ahí procedería su tragedia e intensidad. Ahora bien, el sentimiento que de él emana es universal: la necesidad irrenunciable de saber la verdad sobre el origen de nuestro amor, su fundamento y su sinceridad que queda reflejada magistralmente en las oscuras metáforas y paradojas que dan forma, cual si fuera el barro de la pasión, a este soneto.